Para muchos llevar un estilo de vida sana implica hacer mucho esfuerzo, pero la realidad es muy diferente. Si para ti, llevar una vida sana está llena de preocupaciones y sacrificios, simplemente tu vida ya dejo de ser sana, llevar una vida sana implica estar tranquilo y cuidar de ti mismo como un templo, parte de una vida sana es el amor propio, por lo tanto, implica mejorar tu forma de alimentarte y de ejercitarte para convertirte así en una mejor versión de ti mismo.

El reto de cambiar el estilo de vida

Cambiar el estilo de vida es más que comer sano, es entender que debes alimentarte sanamente no por un tiempo sino como un hábito. Las dietas donde se suprimen alimentos, en las que hay restricciones de carbohidratos y en las que incluso suprimen grupos de alimentos básicos para una alimentación sana, son estilos de vida que no serán exitosos. Los buenos hábitos alimenticios y de salud se aprenden y se adapta el cuerpo a ellos, ese es el verdadero reto de cambiar de estilo de vida.

Internalizar la necesidad de vivir sanamente

Vivir sanamente no es solo para obtener el peso ideal y luego subirlo porque produjo efecto rebote, el efecto rebote se produce porque en realidad no internalizaste que era una vida sana, sino que, solo hiciste una dieta momentánea.

Así que, se debe internalizar la importancia de estar sano no solo por verse bien, sino para sentirse bien y para estar en óptimas condiciones de salud. Al estar en buenas condiciones de salud estarás mejorando tu calidad de vida, estarás mejorando el funcionamiento de tus órganos internos, estarás cambiando tu forma de vivir e incluso aumentas las probabilidades de ser más longevo.

Un estilo de vida sana es posible

No pienses en el esfuerzo que vas hacer, piensa en los logros, piensa en lo importante que es el ejercicio y la actividad física para tu cuerpo y planifica tus días de ejercitarte, no debe ser a diario, pero por lo menos 3 veces por semana como mínimo será vital para que mantengas una vida saludable.

Fíjate días de caminata con amigos, con los vecinos, si no te gusta ir solo y si quieres tranquilidad, aprovecha 30 minutos diarios para salir solo a disfrutar del aire libre sin preocupaciones, sino dedicando ese tiempo a sentirte mejor.

Cambia el estilo de vida y mejora tu calidad de vida con mejor alimentación y más ejercicio.

Imagen cortesía de youtube (youtube.com), todos los derechos reservados.